<< Volver
04-06-2017
“Estamos en un proceso de apertura hacia los otros municipios”
El gerente de la Fundación para el Desarrollo Regional, Luis Anconetani, aseguró que esa institución, que está integrada por 16 entidades de General Pico, se encuentra en un proceso “de apertura”hacia otros municipios.

Asimismo destacó el diálogo que mantienen con el gobierno Provincial y dio a conocer alguno de los proyectos, entre los que se destaca la idea de llevar adelante un Plan Estratégico.

Sostuvo que, además, la Fundación aumentó la “capital prestable” y destacó el nivel de recupero de los créditos otorgados a emprendedores locales, con un porcentaje que supera “el 95 por ciento”.

“Estamos en un proceso de apertura hacia otros municipios a partir de la sanción de la Ley 2870, de créditos canalizados a través de las comunas con recursos otorgados por el Ministerio de Desarrollo Territorial, con lo que nos dimos cuenta que la experiencia que durante años tuvo la Fundación en cuanto al análisis de créditos, cuáles eran los procedimientos para aprobar y cuáles eran las garantías, servía mucho y, de hecho, sirvió mucho la experiencia de la Fundación para formar Consejos Productivos locales”, dijo Anconetani.

Acotó que “en Pico también se conformó ese Consejo Productivo a partir de la resolución del intendente Rainone, en el ámbito de la Fundación, pero con otra conformación. Se eligió a cuatro instituciones que forman en Consejo, más los concejales, la gente de Producción de la Municipalidad y el propio intendente”.

“En base a esa experiencia nos dimos cuenta que podíamos darle asistencia a los municipios vecinos, principalmente en lo que tiene que ver con la elección de los créditos. Avanzamos con algunos municipios que se hicieron adherentes de la Fundación, que es algo que se buscaba desde hace mucho y hoy tenemos pendiente hacer un viaje a Macachín, que pese a no estar en la Microrregión II se interesó mucho en integrar la Fundación. Vamos a ir a presentar a a la Microrregión VII a nuestras instituciones”, reveló.

Explicó que “actualmente somos cuatro personas fijas y, a su vez, otras tres que están part time, a los que estamos tratando de incorporar, básicamente para el estudio de proyectos y de un montón de oportunidades que hoy se presentan y que no podemos aprovechar si no estamos preparados para eso”.

¿Cuáles son los proyectos en los cuales están trabajando?

Hay uno que se denomina de fortalecimiento para las agencias de desarrollo, que es en programa del Ministerio de Producción de la Nación, porque durante muchos años la Fundación para el Desarrollo Regional fue ventanilla PyMEs hasta el 2014, cuando se dieron de baja todos los convenios.

Actualmente estamos por firmar un nuevo convenio para integrar la red de agencias de desarrollo, y en este marco salió una línea de financiamiento, un subsidio, para el fortalecimiento interno de éstas agencias. Hemos preparado un estudio para continuar con el análisis de las cadenas productivas, que hicimos entre 2014 y 2015, entre la Mesa de Gestión de Producción y Empleo, entre la Municipalidad y la Fundación, para saber cuáles son las principales actividades económicas. Ese estudio lo presentamos la semana pasada y fue el primero que se pidió a nivel a nivel nacional para el fortalecimiento de una agencia.

Concretamente, ¿en qué consiste ese fortalecimiento?

Son recursos que se bajan, aportándote el 50 por ciento del monto para contratar, en este caso, a un consultor que haga un mapeo de la realidad económica de Pico. En aquel momento se hizo un estudio de las cadenas productivas sobre las cuatro o cinco ramas más importantes de la ciudad.

Este estudio lo formulamos junto a Luciano Espinoza, que es un piquense que estudió en Río Cuarto e hizo una maestría en Brasil sobre desarrollo local. Esperamos que esos recursos nos sirvan para salir a relevar la actividad económica.

El escenario económico en la Argentina es demasiado dinámico, permanentemente tenemos que estar adaptando a cambios en las metodologías y aspectos que cambiaron mucho desde el 2015 para acá. Creemos que los cambios sirven para mejorar, pero implican adaptaciones a nuevos programas.

Además, junto con el Ministerio de la Producción de la Provincia y con la Municipalidad, estamos pensando en formular un plan estratégico de la ciudad, que va más allá del Municipio, sino que de todos los actores. Por este motivo creemos que el ámbito para desarrollarlo es la Fundación, ya que es donde confluyen casi todas las instituciones intermedias y cada una de ellas puede aportar su mirada.

La experiencia del Plan Urbano, que se hizo a través de la Fundación, fue muy buena, por lo tanto, la idea es hacer un estudio similar, ambicioso, que abarque a un montón de actores y que se pueda planificar un futuro a 20 años de Pico y la región…

¿Tiene que ver con lo económico y también con infraestructura?

Con todo. Con lo económico, con lo urbano, con infraestructura, con integraciones, con lo educativo. Es una mirada completa sobre la ciudad .

¿Qué pasa con las capacitaciones que frecuentemente organizaba la Fundación?

El año pasado se fue Nivia Teruelo, quien tiene una gran experiencia en la la organización de capacitaciones, por lo tanto después de esa situación hicimos algunos eventos aislados, pero se cortó la dinámica. Igualmente, hemos conversado con la gente del Ministerio de la Producción y de la Municipalidad para hacer algo sobre Comercio Electrónico, para lo cual estamos pensando en convocar a alguna persona que pueda desarrollarla.

Pico es un mercado muy chico y el comercio electrónico puede ser muy importante. Sabemos también que hay negocios de la ciudad que han instrumentado este tipo de herramientas y venden mucho afuera. Es muy bueno que se puedan colocar las mercaderías en otros lugares, por eso queremos organizar una charla y un taller para desarrollar éste servicio. Creemos que la venta electrónica es muy importante.

¿Los cambios de gobierno a nivel provincial y nacional, modificaron de alguna manera el trabajo que desarrolla la Fundación?

Sí. Comencé a trabajar en 2015, que fue un año muy politizado y donde se paralizaron muchos programas, de hecho, el convenio por la ventanilla PyME, que esperamos firmar ahora, nosotros lo hemos firmado varias veces desde mediados de 2015. Ahora el diálogo es mucho mejor a nivel nacional.

A nivel provincial, mejor aún. Anteriormente Pico no tenía demasiado diálogo con el gobierno de Jorge y eso nos afectaba, pero ahora la situación es totalmente diferente, estamos en permanente contacto con el Ministerio de Desarrollo Territorial y con el Ministerio de la Producción.

Recientemente hemos recibido un subsidio para la adquisición de equipamiento informático, material que hace años que necesitábamos. Son cosas que se van pudiendo lograr gracias al respeto mutuo.

Gracias a aportes que ha hecho el Municipio hemos agrandado el capital prestable, hoy estamos en alrededor de un millón y medio de pesos, los que se otorgan en créditos de hasta un máximo de 80 mil pesos. La Fundación hace unos 12 años que viene otorgando créditos, ha dado más de 800 con una altísima tasa de recupero, y cuando eso se presenta a nivel nacional, se sorprenden gratamente porque no hay muchas agencias de desarrollos que mantengan este standard durante tantos años. Tenemos un caudal y un curriculum que nos respalda, por eso creemos que el programa que presentamos a Nación va a avanzar, y nos parece que es importante bajar recursos para la ciudad.

Usted dijo que el recupero es alto. ¿De qué porcentaje habla y por qué se alcanza ese nivel?

Creo que la clave ha sido basarse en el estudio de los proyectos y más en los fiadores, las garantías personales, que la garantías reales. Un error que a veces se comete es pedir una hipoteca o una prenda, pero la experiencia nos has marcado que es mucho más importante hacerle firmar a un socio o alguien del entorno… eso ha sido clave.

Esta experiencia se repitió en la Ley 2870, del Consejo Productivo Local, donde se determinó que de nada sirve pedir la hipoteca de la casa a la gente, porque es algo que jamás se va a ejecutar. Por ese motivo, buscamos que la persona que quiere llevar adelante un proyecto convenza a dos, tres o cuatro personas para que lo acompañen en la gestión de un crédito por 200 mil pesos, si no puede hacerlo, menos posibilidades tendrá de convencer a los integrantes del Consejo Productivo. En ese marco, el porcentaje de recupero supera el 95 por ciento.